Saltar al contenido

¿Qué es el DPI de tu ratón? Cómo configurar tu mouse para ganar precisión y eficacia en el juego

DPI raton

Cuanto más DPI mejor, ¿verdad? Mayor calidad y precisión a la hora de jugar.

Así que loco de contento te vas a una tienda y te compras un ratón que alcanza los 16.000 DPI. Una maravilla. Llegas a casa corriendo, configuras a unos 10.000 y cuando te pones a jugar… no puedes controlarlo. Apenas ves el cursor de lo rápido que se mueve. Girar la cámara se convierte en una misión imposible. Y no hablemos ya de apuntar…

¿Por qué sucede esto? ¡Si estás usando un número elevadísimo de DPI!

¿Has oído esa frase de… “la potencia sin control no sirve de nada”? Pues refleja a la perfección lo que te está pasando con los DPI del ratón. Y es que debes aprender a configurar los DPI en función del uso que le des a tu mouse. Pero no te preocupes porque en este artículo vamos a ver:

  • Qué significan exactamente estas siglas.
  • Cómo ajustarlas según la tarea que quieras llevar a cabo.
  • Cuál es su verdadera importancia a la hora de jugar a tus juegos favoritos (¿de verdad es necesario comprarte el ratón con DPI más alto para jugar bien?).

Prepárate, porque hoy pasamos revista a una de las características que más te afecta a la hora de jugar.

Vamos a ello.


NOTA: ¿estás buscando información sobre el DPI porque te vas a comprar un ratón? Entonces, visita esta mega guía que donde comparamos los mejores ratones del mercado según gama, precio y funcionalidad. Haz clic aquí para acceder a la mega guía sobre los mejores ratones gaming 2019.


 

▶️ ¿Qué es el DPI del ratón?

El significado de DPI es “Dots Per Inch” (puntos por pulgada). Se trata de una medida para calcular la sensibilidad de un ratón.

Una sensibilidad alta significa que desplazando el ratón solo un poco, el cursor recorrerá una gran distancia en la pantalla. Por el contrario, con una sensibilidad baja el cursor trazará una distancia corta.

Por ejemplo:

  • Con un ratón con 500 DPI al mover nuestra mano veremos el cursor desplazarse más bien despacio en la pantalla.
  • Con un ratón configurado con 10.000 DPI, sucederá lo opuesto. El cursor “volará” de un punto de la pantalla a otro solo con mover un milímetro el ratón.

La relación es la siguiente:

Si un ratón tiene 6.000 DPI, al mover el dispositivo una pulgada (2,54 centímetros), el cursor deberá desplazarse 6.000 píxeles.

En definitiva, estas siglas marcan la distancia y la velocidad a la que se moverá el cursor en pantalla en relación con los movimientos del ratón. 

 

¿Es importante saber el DPI de un ratón para un gamer?

Los DPI son especificaciones enfocadas a los jugadores y suelen ser uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de comprar un ratón. 

Esa es la razón por la que se explotan tanto estos valores en la publicidad y en el embalaje que traen los ratones específicos para juegos. Parece que cuanto más DPI tenga el periférico, mejor van a ser nuestras partidas.

Y no tiene por qué ser así.

A menudo se tiende a sobrevalorar las sensibilidades altas. Sin embargo, con una cifra como 16.000 DPI es imposible que puedas jugar a nada. Ni siquiera serás capaz de ver el movimiento del cursor en la pantalla.

Realmente, entre los 200 y 2.600 DPI se cubre todo el rango de sensibilidad que cualquier jugador necesita. Como ves, no es necesario que gastes una fortuna en funcionalidades que no vas a aprovechar.

Y, por supuesto, no es necesaria una alta precisión ni tiempo de reacción rápido para tareas cotidianas como navegar por la web o trabajar en un documento de Word.

Al final, estas cifras infladas tienen más que ver con el marketing que con la funcionalidad en sí. A no ser que seas un jugador profesional que participa en competiciones y le va el sueldo en ello, no debería preocuparte demasiado.

 

▶️ ¿Cómo saber cuántos DPI tiene mi mouse?

Puedes saber el número de DPI que alcanza tu dispositivo de las siguientes maneras:

  • En la caja de compra.
  • En el software que trae el ratón.
  • En la web del fabricante.

Es conveniente que lo compruebes si quieres asignar una configuración específica para tus partidas.

 

1. En la caja de compra

Por lo general, en la caja donde viene el ratón al comprarlo suelen aparecer sus especificaciones y características. Ahí puedes ver cuál es su rango DPI.

También puedes revisar la parte inferior del ratón. Es habitual encontrar una etiqueta con el valor DPI puesta por el fabricante.

 

2. En el software

El software y los drivers deben venir incluidos con el ratón, sobre todo si se trata de un dispositivo de gama alta.

Inicia el software y revisa la configuración del valor de DPI. Podrás ajustar el rango de sensibilidad desde ahí, configurándolo según tus gustos y necesidades.

 

3. En la web del fabricante

Sigue los siguientes pasos:

  1. Dirígete a la página web del fabricante y busca exactamente tu modelo de ratón.
  2. En la página de especificaciones del artículo encontrarás todos los detalles sobre el ratón.
  3. Ahí estará el valor del DPI.

Esta siempre es una opción fiable ya que en la web de la marca aparecen todas las características de sus productos.

 

▶️ ¿Cómo cambiar el DPI del mouse?

La mayoría de ratones para jugar incorporan un botón con el que se puede modificar el numero de DPI a intervalos.

Esta función viene de maravilla cuando estás jugando. Te ahorra tener que salir del juego y abrir el software del ratón o la configuración de Windows para cambiar la sensibilidad.

que es el DPI

Si el ratón no trae botón de ajuste para los DPI existen otras opciones como:

  • Utilizar el software del fabricante.
  • Ajustar la sensibilidad a través de Windows.

No obstante, hoy en día es poco habitual que un ratón para gaming no incorpore un botón de ajuste a su diseño.

Si en tu caso no tienes un ratón específico para jugar sino que manejas uno más genérico, estas indicaciones te pueden servir para adaptar la sensibilidad a tu gusto.

 

1. Utilizar el software del fabricante

Normalmente el software viene en un CD dentro del embalaje del ratón. Si no es así, también se puede descargar desde la web del fabricante.

Una vez iniciado, podrás encontrar en el programa las indicaciones para configurar los DPI. Lo habitual es que no resulte demasiado complicado poder ajustar los parámetros desde aquí.

Generalmente los pasos a seguir son los siguientes:

  • Abrir el software del fabricante.
  • Una vez dentro buscar y seleccionar nuestro ratón (aparecerá el nombre, por ejemplo: Wireless Mouse MX Master).
  • Hacer clic en la pestaña ‘Señalar y desplazar’ o similar, normalmente la esquina inferior izquierda de la ventana del software.
  • Una vez aquí, ajustar con el valor de DPI que se quiera.

Importante: si bien estas instrucciones suelen ser las habituales, cada software tendrá su proceso específico. Por ello, ante cualquier duda, lo mejor es ponerse en contacto directamente con el fabricante.

Un buen ejemplo es el de la marca Razer, con un software muy intuitivo y fácil de usar.

 

2. Ajustar la sensibilidad a través de Windows

Microsoft tiene una solución para que los usuarios de Windows puedan modificar la sensibilidad.

Si es tu caso, sigue los siguientes pasos:

  • Presiona las teclas win + X y haz clic en “Configuración”.
  • Dirígete a la opción “Dispositivos”. En el panel izquierdo, haz clic en “Mouse”.
  • En esa pantalla, busca “Opciones de mouse adicionales”, en el lado derecho. Se te abrirá una ventana.
  • Pincha en la pestaña “Opciones de puntero”, y en la sección “Movimiento”, desplaza la barra deslizante hacia la opción “Lenta” o “Rápida”
  • Cuando encuentres el nivel adecuado, haz clic en “Aplicar” y luego en “Aceptar” para aceptar la configuración. Y listo.

Con todo, si piensas jugar de forma regular y echar bastantes partidas lo mejor es que te hagas con un ratón específico para gaming. Traerá el botón de ajuste y te facilitará la vida.

 

▶️ ¿Qué configuración DPI debo tener entonces?

Como ya hemos visto, un DPI más alto no siempre es mejor.

Es verdad que un ajuste alto ayuda a que el ratón detecte y responda a movimientos más pequeños para que puedas apuntar las cosas con mayor rapidez.

Sin embargo, un nivel demasiado elevado solo conseguirá que el cursor vuele por toda la pantalla sin que apenas puedas percibirlo.

Tienes que encontrar un equilibrio. El balance que más comodidad te trasmita.

También es importante que tengas en cuenta el tipo de juego al que le dedicas más horas. Esto determinará el rango óptimo de DPI que debes usar para una jugabilidad satisfactoria.

 

1. Es mejor un DPI alto cuando…

Cuando juegas a un MMO como World of Warcraft o a un MOBA como League of Legends.

Ahí te conviene tener un DPI más elevado, ya que necesitarás mover rápidamente el cursor de un punto a otro de la pantalla en tus partidas. Bien sea por que vas a lanzar un hechizo en una zona determinada o porque tengas que mover a tu personaje.

Recomendación: una configuración más que suficiente para jugar a este tipo de juego es la de 3.500 DPI. Y si todavía no tienes experiencia porque te acabas de iniciar, baja hasta los 2.600 -3.000 DPI.

Esta configuración también es útil para aquellos que trabajan con diseño 3D o artes gráficas, pues permite desplazar rápidamente el cursor con movimientos sutiles.

 

2. Es mejor un DPI bajo cuando…

Cuando juegas a un FPS (First Person Shooter) como Overwatch, Apex Legends o Call of Duty.

Aquí un ajuste alto podría resultar demasiado impreciso. Te costará apuntar con exactitud, lo que al final terminará por sacarte de quicio (y te hará morir una y mil veces).

Es mejor usar un DPI más bien bajo en los shooters para lograr un equilibrio entre la precisión al apuntar y la satisfacción de juego.

Recomendación: los jugadores de shooters profesionales suelen utilizar una configuración de 800 DPI. Si acabas de empezar y todavía crees que el cursor se mueve demasiado rápido, prueba a bajarla a 500 DPI.

Ahora ya solo te queda empezar a disparar. 😉

 

▶️ ¿Es tan importante el DPI del ratón para jugar?

Si bien es cierto que los DPI cuentan a la hora de mejorar la experiencia en función del tipo de juego… se puede jugar también con cualquier ratón.

Los DPI serán importantes según tu nivel como jugador y según tu exigencia:

  • Si juegas de manera esporádica, sin demasiada pretensión, para distraerte un rato = entonces ni te preocupes.
  • Si eres de esos jugadores competitivos que echan sus buenas horas delante del PC = los DPI pueden marcar la diferencia.

Sea cual sea tu caso, conviene recordar que más DPI no siempre es sinónimo de mejor rendimiento ni mayor precisión.

Lo mejor es ir probando hasta que te sientas cómodo. ¡Encuentra tu propio punto de equilibrio!

 

👉 ¿Estás buscando información porque quieres comprarte un ratón? 👈

Entonces tienes que ver esta mega guía de los mejores ratones gaming. En ella no solo te explicamos todos los criterios que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un mouse, sino que te enseño los que son para mí los mejores, clasificados según calidad, tipo de juego y precio.

>> Haz clic aquí para leer la mega Guía con los mejores ratones gaming 2019.

 

¿Cuál es tu configuración DPI?

Ahora te toca a ti…

  • ¿Modificas el DPI  habitualmente o es algo que ignoras?
  • ¿Qué configuración usas según el tipo de juego?
  • ¿Tú también crees que las marcas aprovechan los DPI para vender más ratones?

Te espero en los comentarios. 😉

Referencias:

How to check mouse DPI

Real Mouse DPI Analyzer

What mouse DPI do I really need for FPS gaming?

Si te gusta, ¡compártelo!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email