¡Únete a nuestro canal de Telegram para enterarte de las mejores ofertas de gaming e informática! 👉 t.me/gamerpcES

Ratón gaming Roccat Burst Pro: Review, precio y características

8.5
Ligero pero potente

El Roccat Burst Pro es un ratón gaming que tiene por bandera su ligereza. Una característica muy de moda en la industria, especialmente en el sector de los esports.

Después de que otras grandes marcas como Cooler Master o SteelSeries hayan apostado fuerte por este tipo de ratones, Roccat también se suma al carro con un modelo cableado de diseño clásico, que hará las delicias de los jugadores de FPS y otros géneros que requieran una gran velocidad de movimiento.

Tras probar el ratón durante unas horas, en este análisis encontrarás nuestra opinión sobre el Roccat Burst Pro.

Especificaciones

En el apartado de las características técnicas, Roccat nos ofrece las siguientes:

Dimensiones 120 x 58 x 38.7 mm
Peso 68 gr.
Sensor Sensor óptico Owl-Eye de ROCCAT (basado en el PMW3389)
Aceleración máxima 50 g
Conectividad Por cable (USB)
Sensibilidad 16.000 DPI
Número de botones 6
Velocidad máxima 400 IPS
Cable 1,8 m
Iluminación LED RGB AIMO
Interruptores Titan Switch Optical de ROCCAT
Vida útil 100 millones de clicks
Diseño ambidiestro
Memoria integrada
Garantía 2 años

 

Diseño y ergonomía

El Roccat Burst Pro ha sido construido con el objetivo de lograr la máxima velocidad posible. Para ello, la firma alemana ha puesto un especial esfuerzo en la ligereza y la calidad de los botones mecánicos.

Para reducir el peso al mínimo, el ratón cuenta con una carcasa con arquitectura de panal. Se trata de una clara tendencia en el mundo de los ratones gaming, por la cual los fabricantes hacen pequeños agujeros hexagonales en la superficie de sus modelos, aligerando así su peso.

Roccat sigue este principio, pero le da una vuelta de tuerca: recubre este esqueleto con una capa externa de plástico traslúcido que protege los huecos de la suciedad.

La forma del Roccat Burst Pro es prácticamente simétrica, por lo que puede ser usado también por zurdos. La única salvedad son los dos botones del lateral izquierdo, que están pensados para ser pulsados por el pulgar derecho.

En cuanto a la disposición de los botones en el Roccat Burst Pro, esta muy sencilla, como es habitual en los ratones enfocados a esports.

Los interruptores se distribuyen en un esquema estándar de seis botones. Los dos botones principales son estrechos y alargados, con un gran espacio entre ellos que alberga la rueda central clicable, recubierta de goma para un mejor deslizamiento, y el botón DPI para ajustar la sensibilidad.

En el lado izquierdo accedemos a otros dos botones, con las funciones de adelante y atrás.

El ratón apenas tiene texturas rugosas para poder agarrarlo con mayor firmeza, ni en los botones ni en la superficie. Solo una sutil textura en los laterales.

La parte superior está acabada en plástico mate, y aunque no es que resbale demasiado, en los momentos más frenéticos sí noté que tenía que aplicar una presión superior a la normal. Y eso que no me suelen sudar las manos mientras juego.

Estamos ante un modelo de tamaño mediano, por lo que es apto para casi cualquier tipo de agarre y tamaño de mano. Aunque posiblemente resulte más cómodo para usuarios de manos medianas con agarre de garra o puntas, como es mi caso.

En cuanto al cable, tiene tan buena calidad que te olvidarás de él. Cuenta con un buen trenzado, es resistente, se desliza bien sobre el borde del escritorio y no se dobla.

Roccat lo ha bautizado PhantomFlex, y lo cierto es que resulta muy ligero y ligero, por lo que el nombre me parece de lo más adecuado.

Para mejorar el deslizamiento sobre la alfombrilla, Roccat incorpora pies fabricados en politetrafluoroetileno (PTFE) virgen, más conocido como teflón. Es un material muy usado en los ratones gaming, pero nuevamente la marca germana va un paso más allá, al aplicarles un tratamiento con calor para conseguir un mejor resultado.

Los interruptores mecánicos Titan Switch Optical son la otra gran baza del Roccat Burst Pro.

Su funcionamiento se basa en un haz de luz que se interrumpe cuando pulsas los botones, lo que envía una señal casi instantánea al equipo.

Esto permite una respuesta más rápida que en otros ratones mecánicos que operan mediante contacto metálico. Y también una mayor duración.

 

Rendimiento

Tras varias horas con las manos en harina, puedo afirmar que este ratón rinde a las mil maravillas.

Su reducido peso, junto con la facilidad de deslizamiento, hace que puedas moverlo por la alfombrilla de forma muy ágil y sin esfuerzo por mucho que duren tus partidas. La velocidad de respuesta es asombrosa, lo que notarás al mover el punto de mira rápidamente y con precisión si eres amante de los shooters.

La sensibilidad no es la más alta del mercado, pero lo cierto es que rara vez tendrás la necesidad de subir por encima de los 16.000 DPI que soporta, así que esto no me parece ninguna falta grave.

En mis pruebas nunca he registrado un movimiento en falso ni un clic accidental.

Los interruptores Titan también me han sorprendido para bien. Ofrecen una respuesta táctil muy satisfactoria, que se traduce incluso en el sólido sonido del clic.

Por su parte, los botones laterales son fáciles de pulsar. Tras familiarizarte con él unos minutos, no tendrás que dejar de mirar la pantalla para ello. Al igual que los botones principales, también transmiten un clic de nivel superior, sin que den la sensación de tener un acabado barato.

Es cierto que para juegos tipo RPG o MMO el limitado número de botones puede suponer una desventaja, pero para juegos de acción este ratón es una delicia.

Software

Para personalizar el Burst Pro es necesario descargar Swarm, el software de Roccat. Es el mismo que se usa para los teclados y auriculares de la marca, por lo que si ya tienes otro producto de Roccat no tendrás que hacerlo.

Una vez instalado el programa junto con el correspondiente módulo para este ratón, podremos realizar ajustes como:

  • Reconfigurar los botones.
  • Crear macros.
  • Ajustar la iluminación.
  • Modificar la sensibilidad del scroll.
  • Cambiar la velocidad del puntero.
  • Configurar el DPI.

Asimismo, es posible guardar distintos perfiles de juego, que se almacenarán tanto en el software como en la memoria interna del ratóm.

Al igual que otros periféricos de Roccat, el Burst Pro es compatible con el sistema de iluminación inteligente AIMO. Si lo activas, el dispositivo sincronizará los LED con la actividad que estés realizando en cada momento.

Pero si lo prefieres puedes establecer tu modo de iluminación favorito, como el de luz fija, parpadeo, respiración o rotación de colores.

Conclusión: ¿Merece la pena comprar el Roccat Burst Pro?

El Roccat Burst Pro tiene todo lo que puede desear un amante de los juegos de acción.

Es increíblemente ligero, pero por ello no sacrifica calidad de construcción ni comodidad de uso. Además, responde a la perfección en la mayoría de situaciones de juego.

Ofrece un diseño libre de complicaciones, con ciertas innovaciones muy de agradecer en un sector en el que muchos modelos parecen calcados unos de otros. Entre ellas destaca su diseño de panal protegido por una carcasa externa, que evita que las celdas acaben llenas de polvo o dañadas por el uso.

Su precio, en torno a 62 euros, lo sitúa en la gama media-alta de ratones gaming, pero creo que está justificado por lo excelente de su sensor y su sistema de interruptores mecánicos Titan.

Así que si estás buscando un ratón gaming que sea ligero como una pluma, sin duda este Roccat Burst Pro no puede faltar en tu lista de candidatos.

Un ratón gaming ligero pero potente
El nuevo ratón para esports de Roccat proporciona ligereza, precisión y comodidad a partes iguales, sobre todo para los fanáticos de los FPS.
Nos gusta
Ultra ligero.
Interruptores Titan Switch Optical.
Muy cómodo para la mayoría de manos y agarres.
Respuesta precisa.
Se desliza como la seda.
Cable de gran calidad.
No nos gusta
No ofrece demasiado agarre.
Número de botones limitado para algunos géneros.
8.5
Ligero pero potente
GamerPC