Mejores mini PC gaming 2020: juega donde quieras con estos pequeños ordenadores

Mejores mini PC gaming.

Seguro que si piensas en un PC gaming, se te viene a la mente la imagen de un gran armatoste con muchas luces LED.

Pero no siempre tiene que ser así.

Los mini PC gamer cada vez tienen más popularidad, ya que los avances en hardware de los últimos años han hecho posible disfrutar de equipos potentes con un tamaño mínimo.

Esto lo convierte en una opción ideal si quieres llevar tu ordenador a casa de tus colegas para echar unas partidas a vuestro eSport favorito, o si simplemente buscas un PC discreto y que ocupe el menor espacio posible.

Si tú también quieres a la fiebre de los ordenadores compactos, en este artículo encontrarás los mejores mini PC gaming del mercado y cómo elegir el más adecuado para ti.

Qué es un mini gaming PC

Un mini PC gaming es un ordenador configurado especialmente para jugar, al igual que cualquier ordenador gaming de sobremesa.

Con la diferencia de que sus dimensiones son extremadamente compactas. Más incluso que un PC montado en una torre mini-ITX.

Son perfectos para quienes quieran jugar en PC con un feel a consola o para los que no disponen de mucho espacio para acomodar su equipo.

En su interior encontramos los siguientes componentes:

  • Procesador.
  • Placa base.
  • Tarjeta gráfica.
  • Memoria RAM.
  • Disco duro.

Normalmente no es posible elegir los componentes que queremos, sino que los equipos ya vienen preconfigurados con unas especificaciones cerradas.

Sin embargo, en la mayoría de los casos es posible hacer upgrade a algunas piezas, especialmente a la RAM y el disco duro.

Otras, como el procesador, vienen soldados a la placa base y no es posible cambiarlo (o al menos no es fácil hacerlo, y si lo haces pierdes la garantía).

Por otro lado, existe un tipo de mini PC conocidos como barebonesSe trata de equipos parcialmente montados, que vienen con con el chasis, la placa base y otros componentes básicos. Para completarlo, debemos comprar e instalar nosotros mismos el resto de piezas, personalizando así parte de la configuración.

Ventajas de los mini PC gamer

Los mini ordenadores gaming presentan varias ventajas con respecto a los PC gaming de sobremesa.

Entre ellas, destacan las siguientes:

  • Ocupan poco espacio.
  • Tienen un buen rendimiento para su tamaño (siempre que elijas el modelo adecuado).
  • Consumen muy poca energía.
  • Mantienen las temperaturas a raya.
  • Son bastante silenciosos.
  • Puedes llevarlos de un lado a otro fácilmente.

Desventajas de los mini PC gaming

Pero como todo en la vida, también tiene algunos puntos en su contra. Las desventajas más claras son:

  • Tienen pocas opciones de personalización y actualización.
  • No son tan potentes como los equipos gaming de sobremesa.
  • Su precio es más elevado que los ordenadores de tamaño normal con especificaciones similares.

Cómo elegir un mini PC gaming

A continuación te explicamos en qué aspectos debes fijarte para elegir el mejor mini ordenador gaming según tus necesidades.

¿Barebone o preconfigurado?

¿Quieres configurar tu propio equipo, o prefieres un mini PC listo para usar?

Esto es lo primero que debes decidir.

Como ya hemos mencionado arriba, los barebones te permiten cierto margen de personalización, ya que solo vienen con algunos componentes. Lo más habitual es que incluyan el chasis, la placa base y el procesador. El resto tienes que instalarlos tú.

Si ya has montado algún ordenador gaming por piezas y disfrutas trasteando con componentes, sin duda esta es tu mejor elección.

También son útiles si quieres reutilizar piezas de algún ordenador antiguo, aunque antes debes asegurarte de que son compatibles.

Por otro lado, los mini ordenadores de sobremesa preconfigurados traen de fábrica todo lo que necesitas. Solo tienes que conectarlo y empezar a usarlo.

Procesador

La elección del procesador es fundamental, ya que es el componente que dotará de potencia a tu equipo.

Además, no puede sustituirse fácilmente, por lo que tendrás que convivir mucho tiempo con la CPU que elijas.

Los mini PC suelen usar procesadores móviles, como los que se encuentran en los portátiles. Están diseñados para consumir muy poco y mantener unas temperaturas bajas.

La mayoría de mini ordenadores gaming cuentan con procesadores Intel, aunque los hay con un AMD en su interior.

En cuanto a modelos concretos, suelen ser procesadores de gama baja, como Celeron, Atom o Intel Core i3. Si tu objetivo es jugar, te recomendamos hacerte al menos con un mini PC i3.

No obstante, también existen mini PC i5 y mini PC i7, mucho más potentes. Pero también más caros.

También es importante comprobar la versión del procesador, algo que puedes hacer mirando la letra que aparece al final del nombre de modelo:

  • Procesadores móviles: Se trata de los procesadores más comunes en los portátiles y su nombre acaba en «Y» o «U». Son más eficientes, pero menos potentes.
  • Procesadores de sobremesa: están diseñados para los ordenadores de tamaño normal, por lo que son más potentes y consumen más. Sabrás si estás ante uno de ellos si el nombre de modelo acaba en «T», «K» o en ninguna letra (solo contiene números).

Memoria RAM

Los mini PC solo son compatibles con módulos de memoria SO-DIMM, que son los mismos que montan los portátiles.

Esto quiere decir que no puedes usar en ellos la memoria de tu ordenador de sobremesa.

En cuanto a la cantidad, recomendamos al menos 8GB, aunque lo cierto es que la mayoría de los modelos (y sobre todo los más baratos) vienen con 4GB.

Pero esto tampoco debe suponer un problema, ya que en un futuro puedes ampliar la memoria.

Tarjeta gráfica

Muchos mini PC son tan «mini» gracias a que no cuentan con una tarjeta gráfica dedicada. En lugar de eso, usan un chip gráfico integrado en el procesador, lo que permite ahorrar mucho espacio.

En los procesadores Intel, este chip se conoce como Intel HD Graphics.

Esta solución es suficiente para reproducir vídeos, realizar tareas básicas de productividad (como editar fotos y vídeos) y jugar a baja resolución y a títulos poco exigentes, como eSport o juegos clásicos.

No obstante, hay otros modelos de mini PC gaming que sí cuentan con una gráfica independiente. Suelen ser versiones móviles de las gráficas de sobremesa, las mismas que montan muchos portátiles gaming. Aunque en otros casos encontramos las versiones normales de sobremesa.

Estas tarjetas permiten ejecutar videojuegos más potentes y a mayores resoluciones, aunque como es lógico, no llegan al nivel de los equipos de sobremesa.

Almacenamiento

Aquí tienes que tener en cuenta tanto el tamaño de almacenamiento como el tipo de disco duro.

En cuanto al tipo, existen equipos con disco duro mecánico (HDD) y discos de estado sólido (SDD). Deberías elegir uno con SDD, ya que son mucho más rápidos y ligeros.

Para el tamaño (capacidad), olvídate de cualquier opción por debajo de 128 GB, si no quieres quedarte sin espacio libre en poco tiempo. Y si tiene 256 GB o más, mucho mejor.

Conexiones

Las conexiones del mini PC determinarán el número y variedad de periféricos que puedes conectar.

Como mínimo, tendrá una salida HDMI para el monitor y varios puertos USB para el teclado y el ratón. Pero también puedes encontrar otras conexiones:

  • Jacks para micrófonos y auriculares.
  • Ranura para tarjetas SD.
  • USB Type C.
  • Puerto Ethernet.
  • VGA.
  • DVI.

Es muy importante que antes de hacer tu compra pienses detenidamente qué periféricos vas a usar con tu mini PC gaming y así no llevarte sorpresas desagradables luego.

Mejores mini PC gaming Windows 10

Ahora que hemos visto las características de estos ordenadores gaming pequeños, os presentamos una selección de los mejores que pueden encontrarse actualmente en el mercado.

 

Intel NUC 8I7HVK2

Mini PC gaming Intel Nuc

 

Este mini PC Intel NUC 8I7HVK2 es una de las mejores opciones si el gaming es tu prioridad número uno.

Su secreto se encuentra en su procesador i7-8809GU, que cuenta con un chip gráfico dedicado Radeon RX Vega M GH. Se trata de una CPU única en su especie, ya que supuso la colaboración de dos grandes rivales como son Intel y AMD.

Además, el procesador también mantiene sus gráficos integrados Intel HD Graphics 63o, lo que añade aún más músculo.

El resultado es todo un bombazo: un chip capaz de proporcionar una potencia más propia de un ordenador de sobremesa que de un mini PC, y con el que podrás jugar a cualquier título del mercado.

Incluso es VR-Ready, por lo que puedes adentrarte en el mundo de la realidad virtual con un equipo que no llega al medio kilo de peso.

Estamos ante un modelo de tipo barebone, por lo que no viene con RAM ni disco SSD instalado, por lo que tendrás que comprarlos aparte. Para albergar estos componentes, dispone de dos ranuras RAM para un máximo de 32 GB y dos puertos M.2 para discos SSD.

Aunque nosotros nos quedamos con este, la línea Intel NUC ofrece una gran variedad de modelos. Desde mini PC baratos con procesadores como los Celeron hasta opciones totalmente configuradas con la RAM y el SSD incluidos.

Especificaciones:

  • Procesador: Intel Core i7-8809GU (Hasta 4.20 GHz, 8 MB cache).
  • Gráficos: Radeon RX Vega M GH.
  • RAM: dos ranuras para memoria DDR4-2400 hasta 32 GB (no incluida).
  • Almacenamiento: dos puertos M.2 PCIe x4 (SSD no incluido).
  • Conectividad: WiFi AC + Bluetooth 4.2.
  • Dimensiones: 22,1 x 14,2 x 3,9 cm.
  • Peso: 499 gramos.

Pros

✔ Increíble potencia gráfica.

✔ Diseño atractivo y compacto.

✔ Buena variedad y cantidad de conectores.

✔ VR-Ready.

✔ Silencioso.

✔ Iluminación RGB personalizable.

Contras

✖ Tienes que comprar la RAM y el SSD aparte.

 

Zotac ZBOX Magnus ER51060

Mini PC Windows Zotac Magnus

Zotac es uno de los fabricantes que más apuestan por los mini PC gaming, Intel al margen. Prueba de ello es su línea de barebones ZBOX E, que cuenta con múltiples opciones de hardware.

Nosotros nos quedamos con este mini ordenador portátil Zotac Magnus ER51060, uno de los modelos con tarjeta gráfica dedicada más interesantes del mercado, gracias a su GTX 1060 de 3GB de tamaño completo. Es decir, se trata de la misma gráfica que puedes encontrar en el interior de un PC gaming de escritorio, por lo que el rendimiento no se ve comprometido.

En el lado del procesador, encontramos un AMD Ryzen 5 1400 de 4 núcleos y una frecuencia de 3.2GHz (y hasta 3.4GHz en modo turbo), muy apto tanto para gaming como para tareas de productividad.

Con este equipo podrás jugar en Full HD incluso a los juegos más exigentes, y gracias a su salida de vídeo 4K también funciona de maravilla como centro multimedia para ver tus películas y series favoritas con el máximo detalle.

Otro apartado en el que destaca es en el sistema de refrigeración, que gestiona muy bien la temperatura al tiempo que reduce al mínimo el ruido mientras está en carga baja o media (no tanto en carga alta).

Especificaciones:

  • Procesador: AMD Ryzen 5 1400 (Hasta 3,4 GHz, 8 MB cache).
  • Gráficos: Nvidia GTX 1060 3GB.
  • RAM: dos ranuras para memoria DDR4-2400 hasta 32 GB (no incluida).
  • Almacenamiento: M.2 PCIe x4, bahía 2,5 pulgadas para HDD/SDD (discos no incluidos).
  • Conectividad: WiFi 802.11ac/b/g/n + Bluetooth 4.2.
  • Dimensiones: 22,5 cm x 20,3 cm x 12,8 cm.

Pros

✔ Potencia a tamaño compacto.

✔ Muchas opciones de conexión para monitores y periféricos.

✔ Permite una gran personalización.

✔ VR-Ready.

✔ Silencioso mientras no funciona a tope.

Contras

✖ Como en todo el barebón, tienes que comprar RAM y el SSD aparte.

✖ El ruido aumenta notablemente cuando le das caña.

 

MSI Trident 3

Mini PC gaming potente

 

El MSI Trident 3 tiene un exterior con un marcado estilo de consola, aunque con todas las posibilidades que ofrece un ordenador en su interior.

Es algo más grande que un mini PC convencional, lo que deja espacio para albergar componentes genuinos de PC, más potentes, y no versiones recortadas.

Aún así, ocupa menos espacio que un ordenador de sobremesa. Y además, se puede colocar tanto en posición horizontal como vertical, lo que permite adaptarlo al sitio que tengas disponible.

En esta ocasión no estamos ante un barebone, sino ante un equipo que ya viene con todos los componentes incluidos.

En concreto, nos encontramos con un procesador i5-8400 con frecuencia base de 2,8 GHz y frecuencia turbo de 4 GHz, una tarjeta gráfica dedicada Nvidia GTX 1050 Ti de 4 GB, 8 GB de memoria RAM a 2400 MHz y disco duro de 1 TB.

Es bastante silencioso y cuenta con luces RGB configurables en la carcasa.

Especificaciones:

  • Procesador: Intel Core i5-8400 (Hasta 4 GHz, 8 MB cache).
  • Gráficos: Nvidia GTX 1050 Ti 4GB.
  • RAM: 1 x 8 GB DDR4 2400 MHz
  • Almacenamiento: HDD 1 TB.
  • Conectividad: WiFi 802.11 ac
  • Dimensiones: 346 x 71 x 232 mm

Pros

✔ Diseño 100% consolero.

✔ Silencioso.

✔ Incluye todos los componentes necesarios.

✔ Más potente que muchos PC de sobremesa.

Contras

✖ Sin SSD.

✖ Más grande que otros mini PC.

 

Lenovo IdeaCentre Y720 Cube

Mini PC gaming Lenovo Idea Cube

 

Los mini PC son perfectos para llevar a eventos gaming o LAN parties. O simplemente para moverlos de la habitación al salón y viceversa.

Lenovo ha tomado esa premisa para diseñar su Lenovo Y720 Cube, que además de tener unas dimensiones contenidas y ser ligero, cuenta con un práctico asa en la parte superior para poder transportarlo fácilmente.

Como especificaciones tenemos un Intel Core i7-7700, 16 GB de RAM, una GTX 1070, un disco duro de 2 TB para archivos y un SSD de 256 GB para el sistema operativo y los programas, lo que asegura unos tiempos de arranque asombrosamente rápidos.

Es decir, estamos ante un equipo capaz de competir de tú a tú con cualquier ordenador de sobremesa mucho más grande.

También ofrece grandes opciones de personalización, gracias al software Lenovo Nerve, con el que podemos configurar el audio y la iluminación LED y optimizar las preferencias de red, para que nuestras partidas online vayan como un tiro.

Y como extra, algunas variantes (como esta que hemos elegido nosotros) incluyen teclado y ratón.

 

Especificaciones:

  • Procesador: Intel Core i7-7700 (3,6 GHz – 4,2 GHz, 8 MB cache).
  • Gráficos: Nvidia GTX 1070 8 GB.
  • RAM: 16 GB DDR4 2400 MHz.
  • Almacenamiento: HDD 2 TB, SSD 256 GB.
  • Conectividad: WiFi 802.11 ac, Bluetooth 4.0.
  • Dimensiones: 393.3 mm x 314,5 mm x 252,3 mm.

Pros

✔ Fácil de transportar.

✔ Hardware muy equilibrado.

✔ Teclado y ratón incluidos.

Contras

✖ El teclado y el ratón son de mala calidad.

✖ No es sencillo modificar los componentes.

 

Mini pc gaming barato Gigabyte Brix S.

Gigabyte BRIX S

Para terminar con nuestra lista, vamos con el Gigabyte BRIX Sun modelo idóneo para quienes busquen un mini PC gaming barato con el que jugar de forma esporádica y sobre todo que sirve como centro multimedia.

Viene con un procesador i5-8250U, una versión de consumo ultra bajo del i5 convencional. De hecho, solo consume 25w.

Su frecuencia es de 1,6 GHz, que se puede antojar algo escaso para algunas tareas, pero en modo turbo sube hasta los 3,4 Ghz.

No cuenta con gráfica dedicada, sino que se apoya en el chip gráfico integrado del procesador: un Intel Graphics UHD 620. Aunque no es una solución pensada para el gaming, lo cierto es que resulta lo suficientemente potente para jugar a muchos títulos a resolución y calidad bajas.

E incluso es apto para jugar en Full HD a eSports y títulos poco exigentes, como Dota 2, Overwatch, Rocket Leage, LoL…

Tiene dos ranuras para RAM, una ranura M.2 para SSD y soporte para HDD/SSD de 2,5. Al tratarse de un barebón, Estos componentes no se incluyen, sino que corren de nuestra parte.

Especificaciones:

  • Procesador: Intel Core i5-8250U (1,6 GHz – 3,4 GHz, 8 MB cache).
  • Gráficos: Intel UHD 620 (integrados).
  • RAM: 2 ranuras para memoria DDR4 de hasta 32 GB.
  • Almacenamiento: puerto M.2 para SSD, bahía 2,5 para HDD/SSD.
  • Conectividad: WiFi 802.11 ac, Bluetooth 4.2.
  • Dimensiones: 46.8 x 112.6 x 119.4 mm.

Pros

✔ Extremadamente compacto y ligero.

✔ Consume muy poco.

✔ Salida mini DisplayPort.

✔ Soporte VESA para acoplarlo detrás del monitor o televisor.

Contras

✖ El chip gráfico no permite jugar en alta calidad.

✖ No incluye RAM ni disco duro.