[Mejor pasta térmica para procesador 2020] Cómo aplicarla para que tu equipo no se sobrecaliente

mejor pasta termica

Un exceso de calor puede llegar a dañar tu PC irremediablemente.

Este calentamiento se debe a que al ventilador no le llega todo el calor que se genera dentro del ordenador y, como consecuencia, no puede expulsarlo. Pero tranquilo, que hay solución para esto: la pasta térmica.

Aplicando correctamente esta pasta puedes conducir el calor del procesador o la tarjeta gráfica al ventilador. De esta manera, el ventilador sacará todo ese calor fuera y evitará que los componentes del ordenador se dañen.

Es algo obligatorio si quieres tener tu ordenador en unas condiciones óptimas. Y para que te sea más fácil aplicarla y elegir una de buena calidad, en este artículo descubrirás:

  • Qué es este producto y cómo funciona.
  • Cuál es la mejor pasta térmica del mercado.
  • Cómo aplicarla en el procesador.

Aprende a aliviar el estrés térmico de tu ordenador y ahórrate unos cuantos problemas desagradables.

 

¿Qué es la pasta térmica y para qué sirve?

Resulta muy común que las imperfecciones en la superficie del IHS (la placa metálica que cubre el procesador o la tarjeta gráfica) creen bolsas de aire al unirse con el ventilador del CPU (o disipador).

Estas bolsas de aire aíslan el calor, impidiendo que el ventilador lo expulse correctamente y sobrecalentando el equipo. Esto supone un problema serio, ya que un exceso de calor puede producir:

  • Errores en el funcionamiento del PC.
  • Chips quemados.
  • Muerte súbita de la CPU.

Para que nada de esto suceda tenemos que usar la pasta térmica.

Se trata de una masilla compuesta de zinc que favorece la conductividad térmica. Es por eso que se utiliza como elemento físico intermediario entre los diferentes componentes internos de un PC, para que no se sobrecalienten y el calor sobrante sea expulsado correctamente.

De esta manera, debes colocar la pasta térmica entre la superficie superior del procesador y el disipador. Así las bolsas de aire desparecerán y la energía calórica pasará sin problemas al ventilador del disipador. El calor será expulsado y tu equipo se mantendrá en una temperatura adecuada.

Además, es importante destacar que la pasta térmica cumple su función durante un periodo de tiempo limitado, normalmente unos cuantos años, dependiendo del uso que demos al equipo. Después de este tiempo, es aconsejable reemplazarla, pues su efecto conductor se irá perdiendo.

 

✅ Diferentes tipos de pasta térmica

Según el material del que esté compuesta, esta masilla puede ser:

  • Metálica: entre sus componentes se incluyen el aluminio, la plata y el cobre, aunque su aspecto y tacto sigue siendo el de una masa. Este tipo de pasta es el más caro pero también el más eficaz, ya que proporciona la mejor conductividad del calor posible. Pero también conducen la electricidad, así que más vale que la apliques bien y no derrames nada fuera del procesador.
  • De cerámica: su principal componente es el polvo de cerámica, con una base de plomo y estaño que favorece la conducción térmica. Su periodo de efectividad es bastante corto, por eso resultan muy baratas. Son muy aptas si quieres ahorrar y no le vas a meter mucha caña al procesador. Además, no conducen la electricidad, por lo que si cae un poco a la placa base no supondrá ningún problema.
  • Siliconada: como su nombre indica, contiene silicona, un material plástico que funciona muy bien para conducir el calor. Este tipo no es tan eficaz y duradero como el de metal, por lo que hay que renovarla con más frecuencia. Aún así cumplen con su cometido para que las piezas no se sobrecalienten.
  • De carbono: es similar a la pasta cerámica, ya que conduce muy bien el calor pero no la electricidad. Por eso, es bastante segura de usar. Además, su duración es superior a la de otras pastas.
  • Líquida: con una base de óxidos metales y estaño, esta pasta es muy eficaz. El problema está en que aplicarla no resulta nada fácil y, si no eres un usuario experimentado puedes dañar el equipo con que se te escurra una sola gota, ya que al ser tan líquida resulta bastante difícil de limpiar.
  • De almohadilla: no es un tipo de pasta propiamente dicha, pero cumple el mismo cometido. Se trata de una pequeña almohadilla térmica que se coloca entre el procesador y el disipador, con la ventaja de que no se gasta, por lo que puedes olvidarte de reemplazarla. Suelen estar fabricadas de grafito, silicio o silicona.

En definitiva, sea cual sea la pasta térmica que elijas, el objetivo de esta masa es reconducir todo el calor hacia el ventilador. Así, las piezas no se sobrecalientan y te ahorras muchos dolores de cabeza.

Una vez aclarada la importancia de este producto, vamos a ver cuál es la mejor pasta térmica para ti.

 

¿Cuál es la mejor pasta térmica para procesador? Guía de compra

A continuación te presentamos las pastas más eficaces del mercado.

 

✅ 1. Arctic MX-4

pasta termica pc

Ver en Amazon

 

Para muchos, la mejor opción del mercado. Se ha ganado su buena fama a pulso con un funcionamiento excelente, un packaging muy funcional y mucha facilidad a la hora de aplicarla.

Características:

  • ALTA CONDUCTIVIDAD: su composición a base de micropartículas de carbono permite una conductividad térmica excelente, de lo mejor del mercado. Así no se sobrecalentará ninguna pieza de tu equipo.
  • DURABILIDAD: una vez aplicada esta pasta térmica, funcionará sin problema entre 7 y 8 años, puede que más con un uso ligero. La aplicas y te olvidas.
  • FÁCIL DE APLICAR: la jeringuilla resulta blanda al tacto y se esparce sin ningún esfuerzo.
  • CANTIDAD: dentro del aplicador viene una cantidad de pasta suficiente para usarla en los componentes de varios ordenadores.
  • NO CONDUCE LA ELECTRICIDAD: esto mejora todavía más su rendimiento, ya que evita cortocircuitos o chispazos nacidos de la electricidad estática acumulada en las piezas.
  • BAJADA DE TEMPERATURA: puede bajar entre 12º y 15º de temperatura respecto a la pasta que viene de stock.

¿Te interesa esta pasta térmica?

>>> HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA Arctic MX-4

 

✅ 2. Arctic Silver AS5

como aplicar pasta termica

 

Ver en Amazon

 

Una opción estupenda para quienes busquen algo más barato. Muy eficaz, fácil de aplicar y con una alta conductividad térmica, todo por un precio más que razonable.

Características:

  • EXCELENTE CONDUCCIÓN TÉRMICA: su composición de 99 % de plata permite una transferencia térmica excelente, así podrás evitar el calentamiento de tu PC.
  • NO CONDUCE LA ELECTRICIDAD: al mezclarse la plata en su base con aceites polisintéticos, se evitan cortocircuitos y problemas derivados de la electricidad estática.
  • CANTIDAD: en el aplicador de esta pasta térmica también viene una cantidad suficiente para poder usarla en varios ordenadores, lo que sumado al precio es una ganga.
  • FÁCIL DE APLICAR: con el dispensador resulta muy sencillo aplicar la pasta en la zona deseada.
  • BAJADA DE TEMPERATURA: puede bajar entre 10º y 12º de temperatura respecto a la pasta de stock.

¿Te interesa esta pasta térmica?

>>> HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS INFORMACIÓN SOBRE Arctic Silver AS5.

 

Cómo aplicar la pasta térmica: trucos y consejos

No hace falta ser un experto en hardware para aplicar esta masilla. Pero eso sí, vas a tener que llevar mucho cuidado, ya que trastear con el interior de tu ordenador a lo loco puede traducirse en problemas de funcionamiento irreparables.

Pero tranquilo, el proceso de aplicación es muy fácil. Solo tienes que seguir estos sencillos pasos. ⬇️⬇️⬇️

 

✅ 1. Abre el PC y limpia las superficies

Lo primero de todo es abrir tu PC.

Si no tienes muy claro cómo hacerlo, puedes buscar un tutorial en YouTube con la marca y el modelo específicos. Aunque, en general, es suficiente con desatornillar algunos tornillos y retirar la tapa lateral de la caja.

A continuación, humedece una bola de algodón o un bastoncillo en alcohol isopropílico (si no tienes puedes comprarlo aquí). Limpia con cuidado la superficie del procesador y del ventilador, y espera unos minutos a que el alcohol se seque.

 

✅ 2. Aplica la pasta térmica

Lo más efectivo es colocar la pasta en el procesador. Basta con aplicar un poco sobre el IHS.

Hay muchos métodos explicados en Internet, y en general los resultados no variarán mucho de unos a otros. Pero te explico el que yo uso.

Con el procesador ya insertado en el socket de la placa base, aplica una línea en forma de cruz o ‘X’ en el centro del IHS. La línea no tiene que ser muy gruesa, ni llegar hasta las esquinas de la CPU, para que no rebose cuando se coloque encima el disipador.

En muchas webs animan a usar una tarjeta de crédito o un DNI para extender la pasta. Sin embargo, yo no te lo recomiendo. No es que vayas a destrozar el IHS o a causar una catástrofe, pero es mejor utilizar el aplicador que acompaña a algunas pastas. O directamente, no la extiendas, y deja que lo haga al colocar el disipador en el siguiente paso.

 

✅ 3. Coloca el disipador de calor

Coloca el disipador sobre la pasta. Con la presión, la masilla se distribuirá de manera uniforme por toda la superficie del procesador. Así, los componentes estarán unidos por un material conductor de calor y no se crearán bolsas de aire.

Una vez has unido el procesador con el ventilador, es importante que no los separes hasta que haya pasado el tiempo necesario. Si lo haces con la pasta recién puesta te tocará limpiarla toda y comenzar el proceso de nuevo.

Ten en cuenta que muchas pastas térmicas tienen un tiempo de curado (solidificación) que puede oscilar entre varias semanas o unos pocos días. Para saber el tiempo exacto, basta con mirar las especificaciones de la pasta que has comprado.

Y ahora ya, cierra de nuevo el PC y listo. Puedes comprobar que todo va bien accediendo a la BIOS de tu ordenador o usando un programa como HWiINFO. La temperatura ideal variará según cada modelo, pero por lo general, si no supera los 45º (en reposo) es que todo está en orden y la pasta térmica está funcionando.

 

Elige la mejor pasta térmica y evita que tu PC se sobrecaliente

Todos los PC, tanto los de sobremesa como los portátiles, traen incorporada esta masa entre sus componentes. Sin embargo, el paso del tiempo y las altas temperaturas internas pueden reducir la eficacia de esta pasta de serie. Y es ahí cuando toca cambiarla.

Si eres gamer y echas horas al ordenador, sabes a lo que me refiero. El ventilador va a toda máquina y el PC se sobrecalienta que da gusto, sobre todo en los juegos más exigentes y más punteros. Y eso puede acarrear problemas.

Espero que este artículo te haya servido para informarte acerca de la mejor pasta térmica y cómo ponerla. Si tienes alguna duda o sugerencia, utiliza los comentarios. Será un placer poder ayudarte en lo que necesites.