Saltar al contenido

Mejores Portátiles Gaming Baratos: Guía de Compra

02/01/2018

Elegir el mejor portátil gaming barato no es fácil.

Si tienes un presupuesto muy ajustado, corres el riesgo de que el modelo que elijas no pueda con los últimos juegos del mercado. Y si buscas uno mejor, el precio se disparará antes de que te des cuenta.

Por eso, en esta guía hemos te explicamos las claves para tener éxito a la hora de comprar un portátil económico para jugar, y seleccionamos las mejores opciones que existen actualmente.

Recuerda que actualizamos este artículo cada mes para poder ofrecerte la información más actualizada, pero si tienes dudas, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos encantados.

¡Empezamos!

¿Qué es un portátil gaming?

Es posible que, si no tienes muchos conocimientos de informática, puede que no sepas muy bien qué caracteriza a un portátil gaming.

¿Acaso no son como cualquier otro portátil? ¿No sirven todos los ordenadores para jugar?

Pues bien, un portátil gaming cuenta con una serie de características que le aportan un plus de potencia con respecto a otro tipo de portátiles, como los que se usan para tareas más cotidianas, como navegar por Internet, trabajar con programas de ofimática o ver películas y series.

Y de forma más específica, esta potencia se centra principalmente en el apartado gráfico. Sin duda, eso es lo que mejor define a un portátil gaming: cuenta con una tarjeta gráfica capaz de funcionar con juegos más o menos exigentes.

Pero no solo eso. También cuentan con un buen procesador y una pantalla de alta resolución, para poder disfrutar al máximo de los efectos visuales.

Por último, los portátiles gaming también suelen tener teclados de mejor calidad y sistemas de refrigeración capaces de hacer frente a las altas temperaturas.

El diseño suele ser también más atractivo en este tipo de equipos, aunque esto realmente no tiene ningún efecto práctico.

¿Merece la pena comprar un portátil gaming?

Si aún no tienes decidido comprar tu portátil gamer, y especialmente si no dispones de mucho presupuesto, es probable que te hagas esta pregunta.

No en vano, hay otras opciones para poder jugar, y muchas de ellas también económicas: comprar una consola, comprar un ordenador de sobremesa o montar uno por piezas, esperar hasta que los precios bajen o hasta que hayamos ahorrado para comprar un PC mejor…

Para ayudarte con estas dudas, a continuación vamos a exponer las principales ventajas y desventajas de comprar un portátil gaming:

Ventajas

  • Puedes jugar en cualquier lugar
  • Ofrecen una potencia suficiente para jugar a la mayoría de los videojuegos
  • Además de para gaming, sirven para otras tareas exigentes, como edición de vídeo o diseño gráfico
  • Tienen una pantalla de mayor calidad y resolución que la de otros portátiles
  • Sus materiales son mejores y ofrecen más resistencia

Desventajas

  • No ofrecen las opciones de mejora y ampliación de un PC de sobremesa
  • Son más grandes y pesados que los portátiles normales
  • Consumen más batería

Cómo elegir el mejor ordenador portátil gaming

En este artículo te ofrecemos algunas sugerencias con las que acertarás seguro a la hora de comprar un portátil gamer.

Pero si quieres valorar otras opciones y tomar una decisión razonada, en este apartado puedes encontrar las claves principales que debes tener en cuenta.

Procesador

El procesador o CPU es uno de los componentes más importantes en todo portátil u ordenador de sobremesa.

Este componente es el que te aportará la potencia y rapidez necesaria para ejecutar todas las tareas de forma fluida.

La mayoría de los portátiles monta procesadores Intel. Y dentro de este fabricante, podemos encontrar diferentes líneas o gamas:

  • Celeron: La gama más baja, enfocada a usuarios con presupuesto muy bajo y que no vayan a dar un uso muy intensivo a su portátil. No es recomendable para gaming.
  • Pentium: Estos procesadores son algo más potentes que los Celeron. Aptos para usuarios que quieran jugar solo de vez en cuando o a juegos antiguos o poco exigentes.
  • i3: Ofrecen un buen equilibrio entre precio y rendimiento. Acompañado de una buena tarjeta gráfica puede ofrecer una experiencia de juego sólida.
  • i5: Esta línea es la dominante. Es recomendable para presupuestos medios, y ofrece suficiente potencia como para no limitar a la tarjeta gráfica.
  • i7: Los procesadores i7 son los de más alta gama para gaming. También son recomendables para edición de vídeo y fotografía y diseño gráfico. Nuestro consejo es que compres un modelo con una de estas CPU solo si ello no te obliga a recortar en la tarjeta gráfica.

También debes fijarte bien en el nombre de modelo para ver si lleva alguna letra al final, como una U o una T. Estos procesadores están especialmente diseñados para consumir poca energía, y por lo tanto no son los mejores para gaming, pero también son más baratos, por lo que son casi inevitables en los portátiles más baratos.

Tarjeta gráfica

Este componente es el que más determinará tu experiencia de juego. Más incluso que el procesador.

Es posible encontrar tarjetas gráficas (o GPU) tanto de Nvidia como de AMD Radeon, aunque las primeras son más comunes.

Podemos dividirlas en tres grupos, según su precio y rendimiento:

  • Gráficas de gama baja: GTX 1050, GTX 1050 Ti, RX 550, RX 560.
  • Gráficas de gama media: GTX 1060, RX 570, RX 580
  • Gráficas de gama alta: GTX 1070, GTX 1080, Radeon Vega 56, Radeon Vega 64

En los portátiles más baratos también es posible encontrar chips gráficos de menor potencia diseñados específicamente para portátiles, como la serie MX de Nvidia, y microprocesadores que integran la CPU y el chip gráfico en un solo componente (las llamadas APU de AMD).

Memoria RAM

La RAM es otro de los aspectos esenciales de todo portátil gaming, ya que los juegos consumen bastante memoria.

Para poder jugar con total tranquilidad, lo recomendable es contar al menos con 8 GB, aunque si lo que buscas es un modelo muy barato, seguramente tengas que conformarte con 4 GB.

La buena noticia es que en la mayoría de los portátiles se puede añadir más memoria en cualquier momento, añadiendo nuevos módulos o sustituyendo los que trae de serie por otros de mayor capacidad.

Se trata de una operación muy sencilla de realizar, y si no te atreves, siempre tienes la opción de llevar tu portátil a una tienda de informática y que te lo hagan allí.

Discos duros HDD y SSD

En lo que se refiere al almacenamiento, normalmente nos encontraremos con dos alternativas: portátiles que solo tengan un disco duro tradicional (HDD) y que también tengan un disco de estado sólido (SSD).

Los HDD son mucho más lentos, pero también más baratos, por lo que suelen tener una capacidad mayor.

Por lo tanto, estos discos se suelen destinar al almacenamiento de documentos y archivos multimedia (fotos, películas, música…), mientras que los SSD son ideales para instalar el sistema operativo y algunos programas y juegos.

Sin embargo, debes tener claro que contar un SSD no influirá en el rendimiento de los juegos, ni en la calidad de sus gráficos. Únicamente se reducirán los tiempos de espera al abrirlos, al pasar de un mapa o misión a otra, etcétera.

Mi consejo es que elijas un portátil con SSD siempre que ello no implique sacrificar calidad en los componentes más importantes, como el procesador, la gráfica y la RAM.

En cuanto a la capacidad, el HDD no debería bajar de los 500 GB. Y si es de 1 TB, mejor. El SSD, en cambio, puede ser solo de 120 GB, que resulta suficiente para instalar Windows, aunque si puedes permitirte uno de 250 GB, mejor.

Pantalla

La pantalla suele pasarse por alto en muchas ocasiones, un error muy grave teniendo en cuenta lo importante que es que nuestros juegos se vean bien.

En este apartado, son varios aspectos los que debes tener en cuenta:

  • Tamaño: La mayoría de los portátiles gaming tiene un tamaño de pantalla de entre 15 y 17 pulgadas. Lógicamente, una de 17 pulgadas te permitirá sumergirte más en tus juegos, pero estos portátiles también serán más grandes y pesados, lo que puede ser un inconveniente si vas a llevarlo contigo a menudo, y consumirán más batería. En general, 15,6 pulgadas es un buen punto intermedio.
  • Resolución: Lo ideal es que la resolución sea de al menos 1920 x 1080 p (Full HD). Sin embargo, al igual que en otros apartados, si dispones de muy poco presupuesto, deberás conformarte con 1366 x 768 en la mayoría de los casos. Si en cambio quieres una resolución mayor, como 1440 p o 4K, recuerda que también necesitarás un procesador y una gráfica lo suficientemente potente, o de lo contrario tendrás que bajar mucho el nivel de detalle de los juegos, y aún así posiblemente no consigas que vayan lo suficientemente fluidos.
  • Tasa de refresco: La cifra estándar es 60 Hz, lo que resultará suficiente para casi todos los jugadores. Es posible encontrar pantallas con 120 Hz o 144 Hz, pero al igual que ocurre con la resolución, cuanto mayor sea, más potente deberá ser el portátil para poder mover los juegos a esas velocidades.
  • Nvidia G-Sync y AMD Free-Sync: Son tecnologías diseñadas para sincronizar la tarjeta gráfica y la tasa de refresco de la pantalla, evitando así tirones y otros defectos visuales. Son muy útiles, pero solo están presentes en los portátiles de gama alta.
  • Pantallas táctiles: Aunque esta funcionalidad puede ser muy atractiva, es mejor que la evites, ya que consumen mucha batería, y al fin y al cabo, por lo general vas a jugar con teclado y ratón.

 

Mejores marcas

MSI

Es la marca gaming por excelencia. Esta firma está especializada en el sector de los videojuegos, y fabrica placas base, tarjetas gráficas, periféricos, y por supuesto, portátiles dirigidos a los usuarios más jugones.

Cada año lanza al mercado un buen número de nuevos modelos para todos los presupuestos, con la innovación como uno de sus objetivos principales.

También suele centrarse mucho en el diseño de sus productos, a los que dota con una estética muy reconocible.

Asus

Asus es otro de los fabricantes que ofrece una amplia variedad de portátiles.

Algunas de sus propuestas son bastante asequibles, pero también podemos encontrar los portátiles de la línea Republic of Gamers (ROG), que patrocina a algunos de los mejores jugadores profesionales del mundo.

Acer

Con un diseño muy elegante, los portátiles Acer suelen enfocarse a los usuarios más preocupados por su bolsillo.

Se trata de una marca muy asentada en el sector de los portátiles en general, lo que supone un plus de confianza si nos decidimos por uno de sus modelos.

HP

Esta es otra marca que comercializa portátiles de todas las gamas: desde baratos hasta premium.

Donde más destaca es en estos últimos, concretamente con su línea HP Omen. En cambio, sus modelos más económicos no suelen presentar una gran relación calidad-precio, aunque también podemos encontrar algunas excepciones.

HP es una de las firmas más veteranas y reconocibles en el mundo del hardware y la informática, lo que supone una garantía, aunque también conlleva cierto sobreprecio en sus productos.

Lenovo

Esta compañía china fabrica desde electrodomésticos hasta smartphones, y por supuesto, portátiles.

En este sector no lleva tanto tiempo como otros de sus competidores, pero en los últimos años ha lanzado apuestas interesantes, como sus modelos Legion.

Un aspecto a destacar son la garantía y servicio postventa de sus productos.

Dell / Alienware

Los portátiles gaming de esta marca pueden encontrarse bajo el nombre de Dell o de Alienware, como ha bautizado a su línea de ordenadores enfocados al público jugador.

Los modelos bajo la denominación Dell no suelen brillar por su calidad ni por su precio, todo lo contrario que los Alienware, que ofrecen algunas de las mejores prestaciones del mercado en la actualidad.

Mejores portátiles gaming por menos de 700 euros

Si tienes un presupuesto en torno a los 700 euros o por debajo de esta cifra, no esperes encontrar un portátil con el que jugar con la máxima calidad gráfica.

Pero eso no quiere decir que te tengas que resignar y quedarte sin jugar.

Algunos modelos por este precio cuentan con tarjetas de vídeo básicas y chips gráficos integrados con los que se pueden jugar a títulos poco exigentes, como Overwatch, LoL, Dota 2 o Rocket League, e incluso a otros más demandantes siempre que no nos importe bajar el nivel de detalle.

HP Pavilion 15-BC450NS

Este portátil de HP viene con un procesador Intel Core i5-8300H, una de las mejores opciones para gaming, gracias a sus 4 robustos núcleos que funcionan a una frecuencia de entre 2,3 GHz y 4 GHz.

Además, cuenta con tecnología hyper-threading, por lo que los hilos multiprocesos se elevan hasta 8, lo que también lo convierte en una gran CPU para multitarea y edición de contenido.

En el apartado gráfico nos encontramos con una tarjeta dedicada Nvidia GTX 1050 de 4 GB, apta para todo tipo de juegos, incluso los últimos del mercado.

Su pantalla, de 15,6 pulgadas, es Full HD, y recibe un tratamiento antirreflejos para poder jugar en cualquier lugar sin preocuparnos por la ubicación de las fuentes de luz del entorno.

Completa el equipo un módulo de 8 GB de RAM, un disco duro HDD de 1 TB y un SSD de 128 GB, suficiente para albergar Windows y un par de juegos.

Todo ello lo convierte en uno de los mejores portátiles gaming económicos del mercado, si solo tienes 700 euros para gastar.

Ver Precio

Acer Aspire 3 A315-41-R8ZC

Este Acer Aspire 3 cuenta con unas especificaciones realmente interesantes para su precio.

Como procesador nos encontramos un Ryzen 5 2500U de 4 núcleos a 2 GHz y 3,6 GHz en modo acelerado, y con un chip gráfico Radeon Vega 8 integrado.

Dispone de 8 GB de memoria RAM, una cantidad más que suficiente para los juegos de hoy en día, y un SSD de 256 GB en el que podemos instalar el sistema operativo y nuestros juegos favoritos.

Además, trae un segundo disco duro de 1 TB, por lo que pasará mucho tiempo antes de quedarnos sin espacio libre.

La pantalla es de 15,6 pulgadas, un tamaño más que correcto. La resolución, en cambio, es de solo 1366 x 768, aunque esto también tiene sus ventajas: consume menos batería y los juegos irán más rápido.

Ver Precio

Acer Nitro 5 AN515-31

El Acer Nitro 5 AN515-31 es otro de los mejores portátiles para jugar que encontramos en este rango de precios.

Este modelo, a diferencia del anterior Acer Aspire 3, viene con un procesador Intel Core i5-8250U de cuatro núcleos con una frecuencia base de 1,6 GHz frecuencia acelerada de 3,6 GHz.

La tarjeta gráfica dedicada es una Nvidia MX150 de 2 GB GDDR5. Se trata de la versión de la GT 1030 para portátiles, aunque con un rendimiento algo mayor.

La pantalla es de tipo IPS, por lo que reproduce los colores de forma muy vívida y realista, y cuenta con una resolución Full HD. Sin embargo, para los juegos más exigentes probablemente deberemos bajarla un poco con el fin de obtener una tasa de FPS fluida.

En cuanto a la memoria RAM, la cantidad preinstalada es de 8 GB, que podremos ampliar en un futuro si lo creemos necesario. El disco duro es de 1 TB y no cuenta con SSD, aunque sí tiene ranura para poder instalar uno.

Otras funcionalidades interesantes son la conectividad mediante Bluetooth 4.0 integrada y el sistema de enfriamiento CoolBoost, que se activa cuando el equipo se encuentra bajo una carga más elevada.

Ver Precio

Mejores portátiles gaming de entre 700 y 1.000 euros

Por este precio es posible comprar un portátil gamer de gama media, que pueda con cualquier juego con los ajustes gráficos establecidos en nivel alto e incluso en ultra en algunos casos.

A diferencia de los modelos anteriores, aquí es posible encontrar algunos con tarjetas gráficas un peldaño por encima de la gama más básica, como la GTX 1060 o la GTX 1050 Ti.

También podemos ver que las pantallas son Full HD y que se incluye SSD en la mayoría de los casos.

Portátil gaming Acer Predator Helios 300

Acer Predator Helios 300 PH315-51-50Y7

El Acer Predator Helios PH315-51-50Y7 es uno de los pocos portátiles gaming por debajo de los 1.000 euros que te permite disfrutar de la GTX 1060, una de las mejores tarjetas gráficas del mercado en cuanto a calidad-precio. Aunque eso sí, en su versión de 3 GB, no de 6 GB.

Además, cuenta con un procesador Intel Core i5-8300H de 4 núcleos con una frecuencia de 2,3 GHz que se eleva hasta los 4 GHz en el modo turbo.

Esta combinación de procesador y tarjeta gráfica convierten a este portátil en uno de los mejores que podemos encontrar actualmente.

Con él es posible jugar a cualquier título, por exigente que sea, en Full HD y a una buena tasa de frames sin apenas tener que bajar la calidad gráfica.

La pantalla es de 15,6 pulgadas y 1920 x 1080 de resolución, con panel WLED.

Viene con 8 GB de memoria RAM a 2666 MHz, un disco duro HDD de 1 TB y un SSD de 128 GB. Esta versión, la más económica, trae Linux como sistema operativo, pero también es posible comprar el modelo con Windows Home por un poco más.

Ver Precio

Portátil gaming Lenovo ideapad 330-15ICH.

Lenovo Ideapad 330-15ICH

A pesar de su discreto diseño, y a que ni la propia marca publicita este portátil como un modelo para gaming, se trata de un equipo con un muy buen rendimiento, capaz de mover casi cualquier juego del mercado.

Existen varias versiones disponibles de este portátil. El que nosotros recomendamos es el que viene con un procesador Intel Core i7-8750H y una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1050 de 4 GB.

Este i7 de octava generación cuenta con 6 núcleos y 12 hilos, y una frecuencia de entre 2,2 y 4,1 GHz. Está fabricado en un proceso de 14 nm y solo consume 45 w, por lo que resulta altamente eficiente.

En cuanto a la gráfica, se trata de un modelo de gama baja-media pero con una cantidad más que decente de memoria VRAM, por lo que nos aseguramos que no se quede obsoleta demasiado pronto.

El teclado es de buena calidad, con teclas de respuesta rápida y con un tacto satisfactorio.

El portátil consigue mantener la temperatura a raya incluso cuando funciona a máximo rendimiento.

Como aspectos negativos, no cuenta con disco SSD (aunque admite su instalación), sus materiales son un poco plasticosos y la pantalla TN no ofrece ángulos de visión demasiado amplios.

Ver Precio

Acer Nitro 5 AN515-52

Acer repite en este segmento de precios, esta vez con su Nitro 5 AN515-52, un portátil elegante por fuera y potente por dentro.

En su corazón encontramos un Intel Core i7-8750H, que nos proporciona una gran eficacia para gaming y otras tareas intensivas, como edición de vídeo, modelado 3D o diseño gráfico, gracias a sus 6 núcleos y 12 hilos.

En el lado de los gráficos, este Acer Nitro 5 viene con una GTX 1050 de 4 GB, la tarjeta más popular en portátiles gaming.

Con sus 640 núcleos CUDA y su velocidad de frecuencia de 1354 Hz y 1493 Hz en modo acelerado, se trata de una solución apta para los títulos más exigentes del mercado en calidad baja-media, y una de las mejores opciones para juegos menos demandantes, como el LoL o el Rocket League, por ejemplo.

La pantalla, de 15,6 pulgadas y Full HD, es de panel IPS, y ofrece unas imágenes nítidas y vívidas, aunque el brillo no es demasiado alto. En condiciones normales esto no debe suponer ningún problema, pero si vas a usarlo cerca de una ventana grande por la que entre mucha luz, sí puede ser algo a tener en cuenta.

La memoria RAM es de 8 GB, y el almacenamiento es híbrido: un HDD de 1 TB y un SSD de 128 GB.

Esta versión viene con Windows 10 instalado, pero si ya tenemos una licencia del sistema operativo, es posible comprarlo con Linux en su lugar, y así ahorrarnos unos euros.

Ver Precio

Si te gusta, ¡compártelo!Share on Facebook
Facebook
9Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable de los datos: Antonio Moreno Márquez
  • Finalidad de los datos: Responder a mensajes del formulario.
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en CUBENODE SYSTEM S.L. (UE)
  • Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.