Saltar al contenido

Mejores SSD Gaming del Momento: Guía de Compra

08/09/2017

Hasta hace bien poco, los discos duros mecánicos o discos HDD eran los únicos dispositivos de almacenamiento disponibles para PC. Pero en los últimos años los discos de estado sólido, o discos SSD, han ido ganando cada vez más protagonismo, hasta el punto de que hoy en día son un componente casi imprescindible en cualquier equipo.

Aunque los SSD no tienen un impacto directo sobre la experiencia gaming, sí lo tienen sobre el funcionamiento y la velocidad general de nuestro PC. Y eso también afecta a los juegos con tiempos de carga menores, si decidimos instalarlos en esta unidad.

Por eso, la compra de un SSD debería ser algo que todo gamer se planteara, aunque si vas muy ajustado de presupuesto es mejor que te ahorres ese gasto y lo inviertas en mejorar la configuración de tu PC, adquiriendo una tarjeta gráfica superior, por ejemplo. Podemos decir que este es el primer extra opcional que deberías incluir en tu sistema siempre que puedas permitírtelo. Y de hecho muchos portátiles, incluso de gama baja, ya vienen con uno de ellos instalados de serie.

Tras una introducción en la que explicaremos las diferencias entre los SSD y los discos duros tradicionales, os ofrecemos una guía con los mejores SSD gaming, fijándonos especialmente en su calidad-precio. Hemos decidido ordenar los productos según su precio y capacidad, para que localices rápidamente los modelos que mejor se adaptan a lo que buscas.

¿Por qué comprar un disco SSD?

¿Qué es un disco SSD? Y lo que es más importante: ¿Merece la pena comprar uno? A continuación trataremos de resolver estas dudas.

¿Qué es un disco SSD?

En un disco de estado sólido la información se almacena en semiconductores y no en placas metálicas magnéticas, como en los discos duros tradicionales. La tecnología utilizada en los SSD es similar a la que se utiliza en las memorias flash que se conectan vía USB, sólo que con una capacidad y velocidad mucho mayores.

Los HDD cuentan con un motor que los hace girar y que mueve un brazo que debe desplazarse para escribir o leer la información. En los SSD esas partes móviles desaparecen, y por eso presentan varias ventajas con respecto a los discos tradicionales.

Los SSD se conectan a la placa base mediante una interfaz SATA, la conexión para discos duros estándar desde hace años, así que es posible cambiar con relativa facilidad el disco magnético por un SSD en cualquier PC medianamente moderno. Como alternativa, existen los SSD externos, que se conectan mediante USB.

¿Qué ventajas tienen los discos duros SSD?

Los discos duros SSD tienen varias ventajas. La más apreciable por el usuario es la rapidez. En un SSD el acceso a los datos es casi instantáneo. Por lo tanto, si se trata de la unidad de memoria principal, la puesta en marcha del ordenador al presionar el botón de encendido es mucho más rápida, los programas se cargan antes y el rendimiento general de la máquina es superior. También a la hora de abrir archivos que se encuentren almacenados en un SSD puede apreciarse una mejora evidente en cuanto a la velocidad, ya se trate de un disco interno o externo.

Los discos magnéticos, además, presentan el problema de la fragmentación. Conforme el disco se llena, la información nueva necesita fragmentarse y ocupar los huecos que van quedando libres. Al estar dispersa en diferentes partes, su recuperación requiere más movimientos mecánicos y el rendimiento decae.

En un SSD, en cambio, no importa dónde esté la información, ya que el tiempo de recuperación siempre es el mismo. Por lo tanto, el rendimiento no disminuye ni necesitan ser desfragmentados.

Otra ventaja es que los SSD consumen de media un tercio de la energía que consume un disco duro de tipo HDD. Por lo tanto, se produce un menor gasto eléctrico, el equipo se calienta menos, se necesita menos refrigeración… Además, pesan una décima parte, y son mucho más silenciosos.

¿Y qué hay de los inconvenientes?

Como casi siempre suele pasar, con las ventajas vienen aparejadas algunos inconvenientes. El principal inconveniente en el caso de los discos SSD es el precio. Aunque se han abaratado considerablemente en los últimos años y lo siguen haciendo cada día que pasa, todavía siguen siendo más caros que los discos duros, y esto se nota aún más conforme se busquen mayores capacidades.

El segundo inconveniente de estos productos es que presentan un número de escrituras limitado, y por lo tanto una vida útil menor, debido a la propia tecnología utilizada. Es difícil dar una estimación, ya que depende del uso que se le dé, pero para el usuario medio este periodo pueder ser de de unos 5 años, aunque los SSD más modernos duran mucho más y poco a poco la industria va superando este obstáculo.

Conlusiones: ¿Disco SSD o HDD?

Después de todo lo que hemos expuesto, podemos concluir que la mejor opción para la mayoría de usuarios es disfrutar de lo mejor de ambos tipos de discos duros. Es decir, instalar ambos discos y darle a cada uno un uso específico. Por lo general, lo más recomendable es instalar el sistema operativo y los programas en el SSD, ya que ganaremos en velocidad a la hora del encendido y carga de las aplicaciones, mientras que los datos (películas, música, fotos, etc.) se pueden almacenar en un disco duro tradicional, puesto que en este caso la velocidad no es un factor tan importante.

Sin embargo, si cuentas con un presupuesto limitado para construir tu ordenador, es mejor que inviertas el dinero en otros componentes e instales un disco HDD, ya que siempre es posible adquirir un SSD más adelante.


Mejores SSD de menos de 50 euros

Hace sólo unos años había que hacer un importante desembolso para comprar un disco de estado sólido, aun cuando se tratara de uno de pequeña capacidad. Pero hoy en día podemos contar con uno de estos discos con un precio ridículo, hasta el punto de que muchos modelos no llegan a los 50 euros.

Con 120 GB (es la capacidad que puedes permitirte por ese precio) puedes instalar en él tu sistema operativo y algunos de los programas que más utilices. Sólo con eso ya notarás una importante mejora en el tiempo de arranque de tu equipo.

También es cierto que gracias a la importante bajada de precios que han experimentado tanto estas unidades como las de mayor capacidad, estos han dejado de ser los más rentables teniendo en cuenta su ratio capacidad-precio, aunque siguen siendo un buen punto de entrada.

 

Adata SP550 120 GB

adata-sp550-120gb-2-compressorPor poco más de 40 euros podemos hacernos con este SSD Adata de 120 GB, por lo que es una de las opciones más recomendadas para presupuestos ajustados. Puede que no sea el fabricante más conocido del mundo, pero la calidad de este disco está más que comprobada, y si aún te quedan dudas, ofrece tres años de garantía, el tiempo estándar en el mercado.

Cuenta con una velocidad de lectura secuencial de 560 MB/s y escritura de 410 MB/s, cifras incluso superiores a otros modelos de marcas más conocidas con precios mucho menos baratos.

Ver precio en Amazon

 

Kingston SSDNow UV400 120 GB

kingston-ssdnow-uv400El Kingston SSDNow UV400 viene a tomar el relevo del exitoso SSDNow V300. Sus tasas de lectura y escritura son de 550 MB/S y 500 MB/s según las especificaciones del fabricante, aunque en la práctica resulta aún más rápido, por lo que resulta un rival difícil de batir por sus 45 euros que cuesta, aproximadamente.

Vienen con tecnología basada en el sistema NAND TLC, que entre otras cosas, permite es reducir el tamaño de la unidad y por tanto también los costes.

Ver precio en Amazon

 

Transcend SSD220S 120 GB

transcend-ssd-220sLa marca Transcend suele estar más reconocida en nichos de mercado distintos al de la informática, como el de las tarjetas SD. Sin embargo, en los últimos años se ha colado entre los fabricantes de discos SSD más prestigiosos gracias a modelos como este.

Alcanza los 550 MB/ s de lectura y 450 MB/ s escritura e incorpora el sistema DevSleep, enfocado a ahorrar energía cuando el equipo no se usa con una rápida vuelta a la actividad.

Ver precio en Amazon

 

Mejores SSD de 240 GB de entre 50 y 100 euros

En este rango de precios los discos SSD suelen presentar un mejor balance entre precio y almacenamiento, y es aquí donde deberías buscar tu modelo a poco que cuentes con el presupuesto suficiente.

No en vano, se trata de discos con espacio suficiente para la mayoría de usuarios pero a la vez sin derrochar, ya que para archivos como fotos, vídeos, música u otros datos más pesados, es mejor seguir utilizando un disco HDD de mayor tamaño.

También puede ser buena idea hacerse en un primer momento con uno de estos discos y en un futuro, a medida que continúen bajando de precio, hacerte con uno de mayor capacidad, si lo consideras necesario.

Samsung 850 EVO 250 GB

samsung-850-evo-compressorEste Samsung 850 EVO está permanentemente ocupando el primer puesto de los discos SSD más vendidos, y no es para menos, ya que es uno de los discos SSD gaming del mercado.

Ofrece un increíble rendimiento con un muy bajo consumo, lo que lo hace ideal para portátiles; alcanza velocidades secuenciales de escritura y lectura de 520 MB/S y 540 MB/s, respectivamente, y tiene una vida útil aproximada de 75 TBW (Bytes Totales Escritos), lo cual sin ser espectacular, es una cifra bastante aceptable.

Esta serie cuenta con cinco años de garantía en todas sus capacidades y viene con la innovadora arquitectura de memoria 3D V-NAND.

Ver precio en Amazon

 

Crucial MX300 275GB

crucial-mx300-compressorCrucial hace su primera aparición en esta lista, y no será la única, ya que es uno de los mejores fabricantes de discos SSD del mundo. En lo que se refiere a su serie MX, nos debatimos entre este MX300 de 275 GB o su antecesor, el MX200 de 250 GB. Si bien es cierto que este último tiene una mayor velocidad de lectura (550 MB/s frente a 530 MB/s), en el momento de publicar esta guía este modelo podía encontrarse bastante más barato. Ese factor, teniendo en cuenta que ofrece 25 GB más de almacenamiento, hace que nos decantemos por este MX300.

Además, incorpora una tecnología más avanzada, basada en la arquitectura flash 3D NAN de Micron, que asegura una eficiencia energética bastante más elevada que la mayoría.

Está disponible en versiones SATA y SATA M.2

Ver precio en Amazon

 

SanDisk SSD Plus 240 GB

sandisk-ssd-plus-compressorNo es el modelo más nuevo de este fabricante, ni el que más rendimiento ofrece en este segmento de capacidad, pero el SanDisk Plus 240 GB es uno de los discos SSD más asequibles del mercado, por lo que hemos decidido incluirlo entre nuestras recomendaciones. Su velocidad de lectura se defiende bastante bien frente a la competencia, con 520 MB/s, aunque es en la escritura donde más cojea: sólo 350.

Pese a todo, para usuarios no demasiado exigentes este disco cumple con creces, y es una buena forma de adentrarse en el mundo de los SSD sin gastarse una fortuna. Por algunos euros tenemos el SanDisk SSD Ultra II, más rápido y con una tecnología de caché mejorada.

Ver precio en Amazon

 

Mejores SSD de entre 100 y 200 euros

Con esta capacidad, además del sistema operativo también puedes permitirte instalar en tu SSD todos tus programas, y no sólo los principales, como en los casos anteriores. Y por supuesto, también tus juegos, de forma que puedas acceder a ellos casi instantáneamente y los tiempos de carga se reduzcan drásticamente.
Lo que debes preguntarte es si de verdad necesitas todo este almacenamiento en un SSD. Si tu prioridad es el gaming, antes deberías tener bien cubiertos los demás aspectos de tu equipo: CPU, tarjeta gráfica, placa base, fuente de alimentación… Todos esos componentes son más importantes que un SSD. Si después de elegir todo eso sigues teniendo presupuesto suficiente y no te basta con 120 o 240 GB, entonces estás de enhorabuena, ya que discos que hasta hace nada costaban varios cientos de euros ahora pueden adquirirse por poco más de 100 euros.

 

Samsung 850 EVO 500 GB

samsung-850-evo-compressorEl Samsung 850 EVO vuelve a hacer su aparición en esta lista, en esta ocasión en su versión de 500 GB, si bien es cierto que podría aparecer en cada apartado, ya que en cualquiera de sus capacidades se trata de un modelo muy recomendable, aunque eso sí, para presupuestos más holgados.

El modelo de 500 GB mantiene muchas de sus características, como su bajo consumo, su velocidad de lectura de 540 MB/s y de escritura de 520 MB/s de la versión de 240 GB, pero en esta ocasión duplica su vida útil, hasta alcanzar los 150 TBW. Es cierto que dándole un uso normal que pueda tener un PC gaming nunca llegaremos a agotar su vida, siempre es bueno saber que tenemos un buen disco SSD para muchos años.

Ver precio en Amazon

 

SanDisk Extreme Pro 480 GB

sandisk-extreme-pro-compressorEntre los mejores discos SSD orientados a un uso entusiasta, el SanDisk Extreme Pro ocupa un lugar de privilegio. Proporciona un extraordinario rendimiento incluso en entornos multitarea y con grandes cargas, lo que lo hace ideal para gamers y profesionales multimedia. Tiene una velocidad de 550 MB/s de lectura y de 520 MB/s de escritura secuencial y de 100.000 IOPS y 90.000 IOPS en velocidad aleatoria.

Su principal competidor es el Samsung 850 Pro de 512 GB, otro gran SSD, pero que actualmente este es alrededor de 30 euros más caro. Ni siquiera el esos GB extra justifican esa diferencia, ya que el SanDisk Extreme Pro lo supera en muchos aspectos.

Ver precio en Amazon

 

Crucial MX200 500 GB

crucial-mx200-compressorLa opción más económica en este segmento viene de la mano de este Crucial MX200, que al precio actual, en torno a los 150 euros, es un valor seguro. Es cierto que en segmento de los 240 GB recomendábamos el MX300 por encima de este, principalmente por su diferencia de precio y sus 25 GB extra. El problema es que en esta capacidad la diferencia sigue siendo de 25 GB, y en un modelo de 500 GB ya no nos parece un factor tan importante como para compensar su menor velocidad.

Además, sigue ofreciendo 20 GB más que la mayoría de competidores, y cuesta poco más que el BX200, una serie enfocada a usuarios más casuales y que deja bastante que desear por su alta latencia y su escasa velocidad de escritura (en el mundo real, y no sobre el papel). Sus velocidades de lectura y de escritura son de unos meritorios 555 y 500 MB/s, respectivamente.

Ver precio en Amazon

Mejores SSD de más de 200 euros

¿Un tera de SSD? Eso es realmente mucha capacidad para un SSD, por lo que recomendamos adquirir uno de estos modelos sólo si después de elegir los mejores componentes sigues teniendo presupuesto de sobra.

Si es tu caso, también recomendamos que renuncies a tener un HDD, ya que si puedes permitirte este gasto no tiene mucho sentido que tengas que sufrir la baja velocidad de estos discos, y encima tengas que molestarte seleccionando uno y otro disco, copiando archivos de uno a otro, etcétera. Otra buena opción es hacerte con un SSD de pequeña capacidad, además de el de 1TB, para instalar en él Windows u otro sistema operativo, y poder reinstalarlo fácilmente si surge cualquier problema. Y es que nunca suele ser buena idea tener todos los huevos en la misma cesta.

 

Samsung 850 EVO 1 TB

samsung-850-evo-compressorNo podía faltar el Samsung 850 EVO tampoco en este último segmento de discos SSD. Entre sus muchos pros, encontramos 40 GB extra frente a muchos de sus rivales, que ofrecen 960 GB; su arquitectura de memoria 3D V-NAND, encriptación hardware AES de 256 bits, una gran durabilidad y el hecho de contar con su propio controlador, el MEX, que garantiza un buen rendimiento y velocidades de 540 MB/s de lectura y 520 MB/s de escritura.

En definitiva, este modelo es un valor seguro por su balance entre calidad, capacidad y precio, y aunque existen otros más rápidos y con mejores prestaciones, como el propio Samsung 850 Pro de 512 GB o el SanDisk Extreme Pro, pocos usuarios van a necesitar más de lo que el 850 EVO ofrece, por lo que no merece la pena pagar el precio extra que estos suponen.

Ver precio en Amazon

 

SanDisk Ultra II 1 TB

sandisk-ultra-ii-compressorEs uno de los que mejor precio por gigabyte ofrecen dentro de este segmento, con aproximadamente 0,24 euros/Gb. Este SanDisk Ultra II y el Samsung 850 EVO libran una dura batalla para coronarse como el mejor SSD en este rango, y lo cierto es que la diferencia de precio, sensiblemente menor en el caso del SanDisk, puede inclinar la balanza a su favor.

Tiene una tasa de escritura menor que el Samsung, con 500 MB/s frente a 520 MB/s, pero a cambio ofrece algo más de velocidad de lectura, con 550 MB/s por 540 MB/s. Y en cuanto a velocidad aleatoria, también andan parejos. Si bien es cierto que el rendimiento en general es superior en el 850 EVO, apenas notarás la diferencia en el uso diario.

Ver precio en Amazon

 

Sandisk X400 1TB

sandisk-x4000-1tb-compressorSanDisk repite en este segmento, aunque con un modelo que no había aparecido hasta ahora en esta lista: el X400 de 1TB. En esta capacidad es donde alcanza un mejor precio, con unos 0,28 euros/Gb. Se sitúa en un punto intermedio entre el SanDisk Ultra II y el Extreme Pro, por lo que es una buena alternativa al Samsung 850 EVO y además a un mejor precio.

Aunque según sus especificaciones es ligeramente más rápido que el modelo de Samsung (545 MB/s de lectura y 520 MB/s de escritura), en la práctica se queda por detrás, aunque sigue siendo uno de los mejores discos TLC del mercado. Además, en velocidad aleatoria le pisa los talones y cuenta con una impresionante resistencia de 320 TBW.

Ver precio en Amazon

 

Mejores SSD M.2 NVME

Si los discos SSD ya supusieron toda una revolución en el sector del almacenamiento, los SSD M.2 NVME pueden considerarse como la segunda etapa de este gran progreso.

Este tipo de unidades van un paso más allá en cuanto a velocidad, llegando a ofrecer tasas de lectura y escritura hasta seis veces más rápidas que los SSD SATA convencionales.

Sin embargo, todavía existen dos impedimentos que hacen que no sean aptos para todos los equipos. El primero es que requieren una placa base compatible con estas nuevas unidades de almacenamiento (algo que sólo encontrarás en las más recientes). Y el segundo es el precio, ya que aún son considerablemente más caros que los SSD SATA.

Por ello, estos discos son sólo recomendables para equipos de alta gama. Si en cambio vas más bien ajustado de presupuesto, es mejor que optes por un SSD normal, o de lo contrario tendrías que sacrificar parte del presupuesto dedicado al procesador o a la tarjeta gráfica.

Otro apunte que debemos hacer es que en este apartado nos referimos exclusivamente a los SSD M.2 NVME. También existen modelos M.2 SATA, pero la diferencia con respecto a los SATA comunes no es tan grande (y en algunos casos, incluso rinden peor que estos). Por lo tanto, si quieres un disco que ofrezca verdaderas velocidades de vértigo, a día de hoy la única opción es la del NVME.

Samsung 960 Pro M.2

SSD Samsung 960 ProEste modelo es la respuesta para quienes busquen el SSD absolutamente más rápido del mercado. Como puedes imaginar, con una carta de presentación así, no puede tratarse de un producto barato, por lo que su compra probablemente esté vedada a todo aquel que no sea profesional o necesite lo mejor de lo mejor. Nosotros sólo avisamos, pero la decisión es vuestra 🙂

Las especificaciones señalan una lectura secuencial de 3.500 MB/s y una escritura de 2.100. Puede que estas cifras decepcionen a más de uno, ya que la brecha con respecto a su hermano menor, el 960 EVO, no es demasiado grande. ¿Dónde está el truco entonces? Pues en que estas velocidades están alcanzadas en test sintéticos en los que la versión EVO se ayuda de su software para lograrlas, mientras que el 960 Pro va “sobrado”, con potencia pura y dura y sin ayuda de ningún tipo.

Además, las diferencias no sólo se quedan en la velocidad. La versión Pro presenta el doble (o más del doble, según la capacidad) de tasa de resistencia que el modelo básico, con nada menos que 800 TB.

Ver precio en Amazon

 

Samsung 960 EVO M.2

SSD Samsung 960 EVOEl Samsung 960 EVO es uno de los mejores discos para quienes deseen ir un paso más allá de lo que ofrecen los discos SSD SATA. Alcanza velocidades ridículamente altas (3.200 MB/s de lectura secuencial y 1.900 MB/s de escritura) pero sin llegar a los precios abusivos de otros modelos basados en la tecnología NVMe.

Con este nuevo disco la marca coreana ha continuado con la senda trazada con su Samsung 850 EVO en el caso de los SSD SATA, pero ahora en la interfaz PCIe M.2: en lo que se refiere a calidad-precio, es difícilmente batible. Gran parte de culpa la tiene lo exitoso de la combinación entre su chip 3D TLC y su controlador con tecnología TurboWrite, que superan a muchos modelos SLC, y además siendo más barato.

Ver precio en Amazon

WD Black PCIe

SSD WD BlackEl WD Black de Western Digital es uno de los SSD NMVe más asequibles del mercado. Y ciertamente su rendimiento está a la par de su precio, ya que se encuentra bastante alejado de los líderes del sector. Pese a ello, supera a otros modelos que tienen un precio similar, o incluso superior, como el Intel 600p, por lo que no podemos dejar de recomendarlo como modelo de entrada.

Nos encontramos con una velocidad de lectura secuencial de 2050 MB/s, que nos parece bastante decente a este precio, y una escritura de 700 MB/s (800 MB/s en el caso de los modelos de 512 GB) que se nos antoja algo corta.

Por tanto, lo recomendamos especialmente para usuarios que vayan a realizar sobre todo tareas de lectura y no tanto de escritura, y que busquen hacer una primera incursión en el mundo de los SSD NMVe sin gastarse una fortuna.

También es una buena opción para usuarios de portátiles que quieran añadir o reemplazar su SSD, ya que su gran eficiencia energética hará que consuma muy poca batería.

Ver precio en Amazon

 

Hasta aquí nuestra guía de mejores SSD gaming del momento. Como ves, hay muchas opciones dónde elegir, sea cuál sea tu presupuesto. Además, los precios varían constantemente y se lanzan nuevos modelos cada poco tiempo, por lo que merece la pena estar atento ante todas las novedades. ¡Seguro que tu PC lo agradece!

Soy periodista y traductor especializado en nuevas tecnologías. Comencé este proyecto con el fin de ofrecer una información clara y sencilla sobre el mundo del harware y el gaming, y que cualquiera pueda disfrutar de un PC de ensueño sin perderse por el camino.